soy guia

Si una pequeña palabra mía puede aliviar una vida. Si una pequeña canción mía puede aligerar una carga. Dios me ayude a decir la pequeña palabra y a tomar mi pequeña canción y soltarla en un hermoso valle para que resuene su eco.

efectos...

Creedme si os digo que era un instrumento desafinado.
Me sorprendo de lo que estoy descubriendo:
quien habita dentro de mí.
Zazen me lo está haciendo saber.
"Sencillamente sentarse" extrae los aromas profundos de mi ser.
Soy un sencillo instrumento por donde la vida se asoma.
Mi voz se conjuga con el otro que escucha, que comparte.
tengo el Corazón abierto dispuesto a la plegaria.
Vida qué hermosa eres.
Tanawa

flotando....fluyendo

flotando....fluyendo
En el silencio que no depende de la
ausencia de ruidos,
tiempo y lugar
desaparecen dejando el sabor de una
Presencia, única y entrañable, que
ilumina cada momento.


Ese silencio no necesita ser buscado, sólo
requiere la apertura incondicional nuestra
aceptando la expresión divina que
en ella se manifiesta.

Es como volver a casa
al final de un día agotador y descubrir que
esa calma tan ansiada nos estaba esperando,
que nos recibe llenándonos de sosiego y
paz
tomado del blog: en meditacion

cuando muera

por Thich Nhat Hanh

Palabras de Thay el día de su 86 cumpleaños:
Cuando muera, no quiero que construyáis una estupa y pongáis mis cenizas dentro de ella.
No me gustaría. Es un desperdicio de tierra.
Pero si insistís en construir una estupa, os dejo una linea para inscribir sobre ella:
"No hay nada aquí dentro".
Y si seguís insistiendo, os dejo otra linea más:
"Tampoco hay nada afuera".

COLOMBIA

COLOMBIA

Antes del Zen las montañas eran montañas y los árboles eran árboles.

Durante el Zen las montañas eran tronos de sabiduría y los árboles eran las voces de la sabiduría.

Después del Zen las montañas son montañas y los árboles son árboles.

Sigue meditando, pero transfórmate en el camino.

siembra

siembra

ATIENDETE

ATIENDETE
ESCUCHA EL SILENCIO

viernes, 23 de enero de 2009

ALGO NECESARIO DE SABER PARA PRINCIPIANTES DE YOGA



En este tiempo de afanes y vida social activa, el yoga se ha puesto de moda para mucha gente de todas las edades y culturas. Todas y todos quieren comenzar rápidamente a practicar esta disciplina milenaria. Hay varias escuelas de yoga y es necesario comprender que el yoga puede ser practicado sin distingo de edad, raza, cultura y religión. Es solo cuestión de encontrar el maestro o guía adecuado para nosotros. El único requisito que es necesario aparte de tener ganas, es tener la intención de practicarlo por lo menos tres meses seguidos, tres veces a la semana para así poder observar los beneficios que esta disciplina aporta en nuestra vida (mente, cuerpo y espíritu).

Idealmente toda persona interesada puede empezar con Hatha yoga que es el yoga en movimiento. Este estilo se recomienda para principiantes ya que se basa en enseñar las posturas básicas, las alineaciones correctas y cuando ya se esta en la postura, aprender las técnicas sencillas de respiración desde el abdomen y sincronizadas durante la postura.


Actualmente hay un gran movimiento proveniente de USA y se conoce como power yoga. Este estilo (no escuela) intercala continuamente el saludo al sol con las posturas, volviendo la práctica de yoga más fluida y dinámica. La base de esta práctica es ir de una postura a otra sin descanso para con esto generar calor corporal, y permitir al cuerpo que se desintoxique y relaje. La popularidad de estos estilos se debe a que ayuda a bajar de peso y se restablece la flexibilidad que teníamos cuando niños. Al mismo tiempo se moldea el cuerpo volviéndose alargado y tonificado con la práctica. El bikram yoga por ejemplo incorpora estos estilos fluidos y lo lleva más allá. Se practica en salones especiales calentados a 42° para hacer la sudoración todavía más profusa y el cuerpo más flexible (los músculos reducen su resistencia a estirarse con temperatura alta).



La escuela de kundalini yoga apunta a expandir la conciencia del individuo. En esta disciplina se trabaja el cuerpo con ejercicios físicos y mudras. Se aprende pranayama, cantos de mantras y se realiza una meditación final. Todo esto para conectar con nuestro ser interior.
Practicar yoga es muy sencillo. Sin embargo requiere una disposición del ALMA a la aceptación de la confrontación permanente con los mensajes repetitivos y automáticos de la mente inferior: ¡ que pereza madrugar, desplazarme, cambiarme de ropa,etc, yo no he hecho esto nunca, es muy caro, jamás lograre la postura como la de mi maestro/a, no soy flexible, yo realmente no sirvo para esto, buscare otro sitio donde no me duela tanto practicar, etc,etc,etc!.


Por tanto el ingreso a practicar yoga es un buen pretexto para el re-descubrimiento de debilidades y fortalezas personales.


Yoga, Zen, Agroecologia…



1 comentario:

Guerrier.. dijo...

Hola Liliana.
Muy interesante el blog y esta etiqueta que habla del Yoga. Personalmente he tenido mucchas ganas de aplicar a esta disciplina, pero no se me ha hecho posible pese a siertos inconvenientes, en realidad me parece muy chevere, pues he tenido la oportunuda de estar en algunas clases, mientras tomaba clases de rumba aerobica en la EFDA en el año 2009....de alli me fascina todas las diciplinas que tengan que relacion con la armonia corporal y espiritual...sobre todo el deporte.

Abrazoz.