soy guia

Si una pequeña palabra mía puede aliviar una vida. Si una pequeña canción mía puede aligerar una carga. Dios me ayude a decir la pequeña palabra y a tomar mi pequeña canción y soltarla en un hermoso valle para que resuene su eco.

efectos...

Creedme si os digo que era un instrumento desafinado.
Me sorprendo de lo que estoy descubriendo:
quien habita dentro de mí.
Zazen me lo está haciendo saber.
"Sencillamente sentarse" extrae los aromas profundos de mi ser.
Soy un sencillo instrumento por donde la vida se asoma.
Mi voz se conjuga con el otro que escucha, que comparte.
tengo el Corazón abierto dispuesto a la plegaria.
Vida qué hermosa eres.
Tanawa

flotando....fluyendo

flotando....fluyendo
En el silencio que no depende de la
ausencia de ruidos,
tiempo y lugar
desaparecen dejando el sabor de una
Presencia, única y entrañable, que
ilumina cada momento.


Ese silencio no necesita ser buscado, sólo
requiere la apertura incondicional nuestra
aceptando la expresión divina que
en ella se manifiesta.

Es como volver a casa
al final de un día agotador y descubrir que
esa calma tan ansiada nos estaba esperando,
que nos recibe llenándonos de sosiego y
paz
tomado del blog: en meditacion

cuando muera

por Thich Nhat Hanh

Palabras de Thay el día de su 86 cumpleaños:
Cuando muera, no quiero que construyáis una estupa y pongáis mis cenizas dentro de ella.
No me gustaría. Es un desperdicio de tierra.
Pero si insistís en construir una estupa, os dejo una linea para inscribir sobre ella:
"No hay nada aquí dentro".
Y si seguís insistiendo, os dejo otra linea más:
"Tampoco hay nada afuera".

COLOMBIA

COLOMBIA

Antes del Zen las montañas eran montañas y los árboles eran árboles.

Durante el Zen las montañas eran tronos de sabiduría y los árboles eran las voces de la sabiduría.

Después del Zen las montañas son montañas y los árboles son árboles.

Sigue meditando, pero transfórmate en el camino.

siembra

siembra

ATIENDETE

ATIENDETE
ESCUCHA EL SILENCIO

miércoles, 1 de junio de 2011

YOGA Y MEDITACION CONSCIENTES


Músculos tensos y la represión del subconsciente.

Nuestro cuerpo: Es el testigo amigo que nos ayudará a desbloquear el subconsciente.

Como la mente y el cuerpo son uno, el inconsciente debe tener un significado físico.

El inconsciente es esa parte del cuerpo que no se percibe. Es importante saber que un nervio y su músculo forman una unidad fundamental. Cuando un músculo está crónicamente contraído, los nervios efectores del músculo se aíslan del sistema nervioso global en lo que concierne a los movimientos voluntarios.

La represión de un sentimiento ocurre cuando el músculo que está cargado con ese sentimiento es apartado de la consciencia por la tensión crónica y el nervio que inerva al músculo se aísla de la red nerviosa.

De esta forma los sentimientos de ira, rabia, miedo, frustración, inseguridad, etc... (todos aquellos sentimientos que nos desagradan y que queremos huir de ellos) los guardamos y retenemos dentro de una caja llamada "cuerpo". Los sentimientos son percepciones que tenemos de nuestro cuerpo. La idea que tenemos sobre nosotros mismos decide si unos u otros son convenientes o no.

Es por eso que, si quieres hacer yoga, meditar, mirar hacia dentro, liberaras el subconsciente, a través de la atención consciente y la relajación de tu cuerpo.

Es fundamental y tiene una relación estrecha el soltar los músculos con liberarnos del condicionamiento del subconsciente y... ser verdaderamente libres.

"Quien mira hacia fuera sueña, quien mira hacia adentro despierta”.
Carl. G. Jung

Tomado del blog: FILOSOFIA ORIENTAL.

LILIANA POSSO, NAMASTE.

No hay comentarios: